viernes, 4 de octubre de 2013

NOS ESTÁ TOMANDO EL PELO

Solo puedo decir ante esta reacción del alcalde, que "NOS ESTÁ TOMANDO EL PELO". No puedo decir otra cosa. Espero que le echéis un vistazo los que estáis puestos en el tema del deporte, y yo espero analizarlo parte por parte porque...



Con toda esta problemática, primero el Concejal de deportes Manel Fernández, y ahora el alcalde de Vigo, Abel Caballero, puedo ver como los políticos de la actualidad no nos dejan de decepcionar. Hacen declaraciones con las que intentan llevarse a la chepa a sus seguidores careciendo de objetividad y sin fundamento, con desconocimiento del tema del que hablan, o tal vez sabedores de que los únicos apoyos que pueden conseguir son de gente que no está muy enterada con respecto al tema. Adoptan esta medida con la que intentan ganar apoyos y credibilidad a toda costa. Estamos ante un intento desesperado de buscar alguna "historia" que les haga recuperar rápidamente la popularidad que irremediablemente les han tumbado con respecto a un tema.

Cuando Manel Fernández habla de que David Gómez Martínez no es de Vigo, y que protesta por algo que no le corresponde, es inmediata la reacción del propio atleta. Una operación tan simple como haber comprobado que David estaba censado en Vigo desde el año 2001 le hubiera librado de semejante metedura de pata y golpe a su credibilidad. Pero no. Y ésta, al garete.

Y una vez más, mostrando una actitud que yo creo "muy gallega", el alcalde de Vigo se lleva las acusaciones del atleta a un nivel "personal", cuando simplemente está criticando una de las facetas de la persona de Abel Caballero, su trabajo. De el resto de la persona de Abel Caballero no estamos hablando, solo nos quejamos de carencias en su labor como Alcalde. Y además, Abel Caballero acusa al atleta de hacer "propaganda política". De verdad que me cuesta mucho comprender estas reacciones. A menos que se esté acorralado.

Para mi, lo suyo sería reconocer los errores (como en una competición en la que el planteamiento no fue el adecuado), y buscar la solución al problema para dar una solución a las necesidades de los ciudadanos, con honestidad, trasparencia, y sin nada que ocultar por conseguir el objetivo común: MEJORAR.

Intentaré analizar de manera exhaustiva, punto por punto, las respuestas del alcalde en una próxima publicación. Pero por ahora, me quedo con este análisis global de las últimas actuaciones políticas.

9 comentarios:

Enrique dijo...

Lo que yo no entiendo, es por qué deben arreglarse esas instituciones con dinero público. Puedo entenderlo en momentos de bonanza, donde fomentar el deporte es un lujo que las arcas públicas pueden permitirse, ¿pero actualmente? ¿No sería mejor invertir en otro tipo de obras sociales de ayuda más general y directa? (por ejemplo, ayudas para material escolar, mejorar las bibliotecas, etc). Sobre todo en Vigo, con los tres grandes motores de la ciudad gripados: el naval a un paso de desaparecer, Pescanova en concurso, y Citroën construyendo una nueva macrofábrica en China... Con toda la industria colateral desapareciendo (el metal, en especial).


Por otro lado, he de decir que no entiendo porqué se subvenciona a deportistas. ¿No beneficiaría más a la comunidad invertir en I+D+i?
Soy de los que piensan que las aficiones sin utilidad o utilidad escasa para la sociedad, debe financiarlas uno mismo.
Conste que, si bien veo positivo invertir en instalaciones deportivas, siempre y cuando puedan acceder y disfrutarlas todos los ciudadanos, cuando económicamente es posible, las ayudas a deportistas las veo improcedentes en cualquier contexto...

Pablo Lourido dijo...

Acabo de leer tu comentario, no dudaré en responderlo cuanto antes, ya que es un tema muy interesante y muy necesario reflexionar sobre él.

Enrique dijo...

Gracias. Y conste que lo pregunto sin intención de ofender, simplemente me parece un tema complejo y digno de debatir.

Anónimo dijo...

¿El deporte no es una obra social? Repercute directamente sobre la salud y evita futuros gastos médicos.

Lo de la subvención a deportistas es debatible, pero yo lo veocomo una inversión del gobierno de cara a conseguir resultados en eventos deportivos que supondrían la publicidad y orgullo de un país (véase juegos Olímpicos, no olvidar que empezaron con un espíritu amateur).

La polémica ha sido suscitada por arreglar unas instalaciones públicas a las que todo ciudadano tiene derecho a utilizar, formando parte de las mejoras sociales necesarias para la sociedad



Enrique dijo...

Lo es, por eso dije "otro tipo" de obras sociales. En el contexto actual, sin duda una de las que más adecuadas parece que sería facilitar material escolar (no becas, facilitar el material directamente). Invertir en educación mejora a largo plazo la situación económica, lo cual permite invertir en obras necesarias pero menos prioritarias, como instalaciones deportivas públicas que mejoren la salud general.

Desde un punto de salud, la necesidad de deporte puede suplirse por vías gratuitas, tanto para el individuo como para la administración.
Claro que es mejor tener más opciones, poder hacer incluso deportes que requieran ciertas instalaciones, pero estamos en vísperas de un colapso económico en Vigo, hay que tener cuidado con cada gasto municipal y contar cada céntimo.


En cuanto a la subvención a deportistas, yo sigo sin verlo positivo. La función de publicidad la veo demasiado escasa. En cuanto a la de prestigio ante la comunidad internacional, orgullo nacional y, añadiría, fomento del deporte entre lo más jóvenes y no tan jóvenes, su eficacia es demasiado limitada.
En cambio, la inversión en I+D+i aporta tanto prestigio como beneficios sociales (incluso internacionales) directos.

Alvaro dijo...

Eliminemos entonces todos los deportes que no sean el "furbol" y el baloncesto. ¿Por que? Pues porque ya me dirás quien tiene la capacidad de ser un deportista de alto nivel en cualquiera de las especialidades deportivas que no sean esas dos y a la vez tener un trabajo de 8h para poder tener de donde comer. Por cierto, seguramente, tu dices, ¿Por que subvencionar deportistas? Yo digo, porque tengo que pagarle yo la luz al R.C.Celta si es una SAD, es decir, una sociedad anonimo deportiva que tiene que mantenerse en base a un equilibrio de Gastos-Ingresos. Tienes razón, porque voy a subvencionar a un pertiguista que no va a conocer nadie aunque vaya a un mundial absoluto, eso si, ponme una cerveza que hoy juega el celta.

Enrique dijo...

@Alvaro
¿Tu justificación para subvencionar a los deportistas es que actualmente se pagan ciertos gastos de los clubes de fútbol?

O sea, que está bien que el Ministro de Economía enchufe a su hija en un puesto de confianza de la administración porque el Ministro de Agricultura lo hizo también... Tiene tela.


No creo que se deba pagar ningún gasto al Celta, ni a ningún otro equipo, como tampoco creo que se deba subvencionar a deportistas particulares.

Como siempre, el dinero es un factor límite y harán falta patrocinadores. Pero no es argumento para que tengan que subvencionarlo las arcas públicas.

A una persona puede encantarle leer, y le gustaría poder vivir de ello... Pero no se va a subvencionar a una persona por leer. Sí se puede, en cambio, facilitar que aquellos que quieran (sociedad en general, de alcance público) puedan acceder a la lectura fácilmente, con la creación, mantenimiento y ampliación de bibliotecas.
O en éste caso: proporcionar instalaciones públicas adecuadas.
Pero, por supuesto, cuando el dinero lo permite. Hay prioridades.

Pablo Lourido dijo...

Mejor tarde que nunca. Siento la tardanza, fallo mío.

Respondiendo a Enrique en su primer planteamiento, creo que la crisis no debe ser una excusa para dejar de invertir en algo que beneficia de manera notable a los miembros de la sociedad. Ya no centrándonos en los deportistas de élite, sino en los que tienen el deporte por hobby y hábito saludable. No me parece una excusa la crisis.

Esto de la crisis viene por malos planteamientos desde muchos frentes. No cabe duda que hay frentes mucho más importantes que solucionar,como el fomento del empleo y otros aspectos, pero creo firmemente que una sociedad con cultura deportiva es una sociedad más saludable y, ya que hablamos de crisis, ahorradora al mismo tiempo.

La práctica del deporte repercute positivamente en la salud de los que lo llevan a cabo, y sin duda esto repercute en las arcas del estado, ya que los problemas cardiovasculares se reducen de manera muy importante (unos de los principales problemas de salud hoy en día) así como otros trastornos metabólicos como la obesidad, diabetes,... Creo que está claro que actividad física es salud (que no deporte de élite).

Pero también pienso que el deporte de élite tiene su papel en algo que has comentado, el I+D+I. Muchas técnicas que se emplean hoy en día con el ciudadano de pie se aplicaron en su momento para el rendimiento. Ejemplos que tengo yo cerca, el método pilates o el kinesiotape(las venditas estas de colorines).

Cierto es que la crisis ha hecho ver que los deportistas de élite no pueden vivir netamente de las ayudas de carácter público. Deportistas nacionales se dan cuenta de que los deportistas de alto nivel de otras nacionalidades reciben sus ingresos de empresas privadas. Eso es lo que sustenta sus carreras.

La situación de Balaídos no refleja según mi opinión un problema de inversión puntual, sino una malísima gestión y estrategia "preventiva" por parte de los resposables de la instalación. No sería necesario invertir ahora una gran cantidad de dinero en arreglos si el mantenimiento adecuado. Así bien, una instalación que ni siquiera tiene instalaciones adaptadas para minusválidos, me parece que, como poco, se merece el calificativo de "obsoletas", por no decir que roza la "ilegalidad" desde mi punto de vista.

Tras lo planteado en última instancia, vemos que no de todo tiene culpa la crisis, y que si la crisis está, es porque muchas cosas hemos hecho mal en el pasado. Es por ello por lo que no hemos de buscar parches, sino maneras de actuar. Parece que ahora el único remedio es plantearse prioridades, pero creo que todo debe ser parte de una estrategia global que en ningún momento deje al deporte de lado.

Pablo Lourido dijo...

Esta es la lluvia de pensamientos que me ha ido llegando a la cabeza. Cualquier cosa q no esté clara, a rebatir :)